fbpx

4 RUTINAS PARA ANIMAR A LOS NIÑOS A IRSE A LA CAMA (y dormirse pronto)

Una de las mayores preocupaciones para  los padres es cómo llevarlos a la cama a la hora adecuada y conseguir que se duerman tranquilos… y de un tirón, si es posible. La resistencia a irse a dormir y un sueño agitado (salpicado de llamadas de madrugada a papá y mamá) es uno de los mayores motivos de tensión cuando tenemos niños muy pequeños. IR al trabajo al día siguiente sin haber dormido bien… bueno, no es agradable.

Aquí os dejamos 4 consejos para que vuestros hijos se acuesten a tiempo todas las noches.

Bebé dormido

En primer lugar, vamos a establecer cuántas horas debe dormir un niño según su edad. Por supuesto, se trata de un tiempo orientativo, porque unos niños son más dormilones que otros; pero nunca deben bajar del número de horas más bajo de la horquilla.

Esta es la guía:

1 a 4 semanas de edad: los recién nacidos duermen aproximadamente 16-17 horas al día con períodos de vigilia que duran 1-3 horas. Sin embargo, la mayoría de los recién nacidos no han desarrollado un ciclo de sueño noche / día, por lo que sus períodos de sueño y vigilia pueden variar a todas las horas del día. En esta edad, son los padres quienes deben ajustar sus propios horarios de sueño al de los recién nacidos.

1 a 4 meses de edad: los bebés de esta edad todavía tienden a dormir aproximadamente la misma cantidad de horas, pero sus ciclos de sueño noche / día comienzan a activarse, lo que les permite dormir más por la noche. Aún así, todavía se despiertan para alimentarse y es necesario cambiarles el pañal.

4 meses a 1 año: los bebés de esta edad requieren entre 14 y 15 horas de sueño todos los días. Muchos de ellos pueden dormir la mayor parte de la noche y tomar hasta 3 siestas durante el día y la noche. Es durante este período cuando hay que comenzar a establecer hábitos de sueño saludables para vuestro hijo.

1 a 3 años: la mayoría de los niños pequeños necesitan dormir entre 12 y 14 horas, pero a menudo duermen menos debido a los horarios de los padres y los niños mayores de la casa. Lo más probable es que pierdan la siesta de la mañana y la siesta de la tarde y solo duerman una siesta al día.

Ahora sí: 4 consejos para ayudar a dormir a tu pequeño.

  1. Convierte la hora de acostarse en una rutina. Crear una rutina para dormir a los niños elimina el estrés de la hora de acostarse, tanto en los padres como en el niño. Las rutinas positivas son muy importantes para los niños de cualquier edad, ya que les dan una sensación de seguridad y protección.

Es buena idea comenzar el ritual de la hora de acostarse con un período de relajación que empieza 15 minutos antes de que comience su rutina real de acostarse. Esto puede incluir apagar el televisor y sustituirlo por música relajante, atenuar las luces, hablar más suavemente e incluso moverse con más lentitud. Todos estos cambios sutiles son señales que indican a tu hijo que se acerca la hora de acostarse.

En cuanto a las rutinas específicas a la hora de acostarse pueden incluir varias actividades promueven el sueño:

Un baño relajante

Ponerse el pijama

Cepillarse los dientes

Leer un cuento en la cama

Los besos de buenas noches

La rutina debe adaptarse a lo que funcione según las necesidades individuales de tu hijo. Lo importante no son los componentes de la rutina, sino la consistencia un día tras otro.

Cuenta con Escuela Infantil BALLOONS para colaborar en la educación y el crecimiento de tus hijos.
—Enseñanza bilingüe en todas las etapas
—Aprendizaje a través del juego
—Horario amplio. Lunes a viernes de 7:00 a 19:00 h.
—Estamos en la zona Barajas-Alameda de Osuna
Hablamos en el teléfono 605098614
Nos leemos en info@escuelaballoons.com
Nos encuentras en escuelaballoons.com
  1. Crea un ambiente ideal para dormir. La habitación de vuestro hijo debería ayudar a promover el sueño. Es mejor mantener la habitación oscura, tranquila y fresca. Algunos niños (especialmente los muy pequeños) quieren al menos un poco de luz en su habitación, por lo que una luz nocturna o una luz tenue es perfectamente aceptable. Si no pueden dormir en silencio o si desea atenuar algunos de los ruidos del resto de la casa, podéis usar una máquina de ruido o un sencillo ventilador para crear un sonido rítmico y constante.

(Añadido para niños más mayores: Apaga la electrónica. Retira los televisores, las computadoras, los juegos y otros dispositivos electrónicos de sus habitaciones. Estos dispositivos promueven la vigilia a través del contenido estimulante y de la luz que emiten, que engañan al cerebro para que piense que necesita mantenerse despierto. La electrónica debe apagarse o retirarse al menos una hora antes de irse a dormir. Los aparatitos están distorsionando, en muchos casos, el sueño relajado de nuestros hijos. Pero esto afecta a niños más mayores que los nuestros. Es un problema del que afortunadamente, aún no tenemos que preocuparnos —a no ser que nuestros bebés tengan hermanos mayores en casa…—)

 

  1. Alimentación. Igual que los adultos no tomamos (salvo excepciones) un café bien cargado antes de dormir, los niños no deben tomar ninguna bebida o alimento que contenga azúcar dentro de las 2 horas antes de acostarse. Si tu hijo pide comida o bebida antes de acostarse, dale un vaso de leche templada, fruta o galletas.

 

  1. Instala en el cerebro de tu hijo un botón de encendido/apagado: ¿Cómo? ¿Nuestro hijo convertido en un cyborg? Bueno, no es necesario llegar a tanto. Basta con un accesorio, imaginario o real, que le ayude a apagar el cerebro. Algunos niños pueden imaginar que papá o mamá hace doble clic en su «botón del cerebro». Otros niños pueden usar una lámpara vieja (sin cable) como interruptor de encendido/apagado. Cualquier cosa que haga clic puede funcionar como accesorio para el botón del cerebro. Incluso si este truco no siempre funciona, sirve bien como una metáfora tanto para el niño como para los padres. Y es simplemente divertido. Por extraño que parezca, ¡funciona! Ayuda al niño a calmar su actividad cerebral.
Y recuerda:
Hablamos en el teléfono 605098614
Nos leemos en info@escuelaballoons.com
Nos encuentras en escuelaballoons.com